Para bariatría

¿Qué causa la deficiencia de hierro después de la cirugía de bypass gástrico?

La deficiencia de hierro es un efecto secundario que puede resultar de una cirugía de bypass gástrico. La mayor parte del hierro de los alimentos se absorbe en la primera parte del intestino delgado (duodeno). Pero después de un procedimiento de bypass gástrico, la comida no pasa por el duodeno. Esto puede provocar deficiencia de hierro y otros problemas de nutrición.

 

La cantidad de hierro en un multivitamínico estándar (18 mg) puede no ser suficiente para prevenir la deficiencia de hierro si se somete a una cirugía de bypass gástrico. Como resultado, necesitará tomar más hierro si su nivel de hierro es bajo después de un bypass gástrico.

¿Quiénes corren el riesgo de sufrir deficiencia de hierro después de la cirugía de bypass gástrico?

La deficiencia de hierro es más común en mujeres que se someten a una cirugía de bypass gástrico después de la menopausia. Puede ocurrir en más de la mitad de las mujeres en este grupo de edad, que incluye 40 años o más. Los hombres que han tenido un bypass gástrico también pueden experimentar deficiencia de hierro; sin embargo, la deficiencia de hierro ocurre con mucha menos frecuencia en los hombres.

Puntos claves sobre la deficiencia de hierro después de la cirugía de bypass gástrico:

  • La deficiencia de hierro y la anemia son comunes después de un bypass gástrico u otras cirugías para bajar de peso, especialmente en mujeres.

  • Usted corre el riesgo de sufrir deficiencia de hierro y anemia años o décadas después de su cirugía de bypass gástrico.

  • Deberá controlar su nivel de hierro y otros nutrientes por el resto de su vida.

  • Es probable que necesite infusiones de hierro por vía intravenosa para mejorar sus síntomas.

¿Cuáles son los síntomas de la deficiencia de hierro después de la cirugía de bypass gástrico?

  • Falta de energía o cansancio (fatiga).

  • Debilidad

  • Dolor de cabeza

  • Latidos rápidos

  • Pérdida de cabello

  • Uñas quebradizas

  • Dificultad para respirar

  • Dolor de pecho

  • Extraña sensación de palpitaciones en los oídos

  • Deseo de hielo o arcilla